Intercambiadores de placas

Empresa: APV HEAT EXCHANGER A/S

Producto: Intercambiadores de calor de placas

Nuestro fiable intercambiador de placas (PHE), se ha convertido en un elemento indispensable para el funcionamiento preciso en instalaciones off-shore y en miles de buques, desde petroleros a remolcadores de puerto.

Todos los buques modernos tienen una gran demanda de refrigeración, la mayor necesidad proviene del motor principal, que con sus enfriadores de aire de admisión, refrigeración de cilindros y enfriamiento del aceite lubrificante, requiere una capacidad total de enfriamiento del orden del 25% de la energía contenida en el combustible a consumir.

Los intercambiadores de placas empleados en la industria Off-shore, son generalmente utilizados para los mismos propósitos que en los buques, aplicándose además para usos adicionales, como calefacción de camarotes, refrigeración de aceite de perforación, instalaciones sanitarias de agua, etc.

IDEAL PARA EL SECTOR NAVAL

Los intercambiadores de calor de placas APV han demostrado ser idóneos para los sistemas de circuito cerrado, esenciales para las funciones de refrigeración naval. La utilización del agua dulce tratada como medio refrigerante principal, elimina la erosión, corrosión, así como problemas de incrustación en los costosos equipos. Cuando se emplea agua de mar como refrigerante secundario, utilizamos metales resistentes al agua salada.

Los altos coeficientes de transferencia de calor en nuestros intercambiadores de placas, producen diferencias mínimas de temperatura, una consideración vital en sistemas de refrigeración de doble circuito. Las diferencias entre los refrigerantes primario y secundario pueden reducirse a menos de 5ºC, enfriando de este modo el refrigerante primario con el mayor rendimiento.

Disponemos de una experiencia en la tecnología de intercambiadores de placas superior a 60 años. Siempre comprometidos en la investigación y el desarrollo, así como en el mantenimiento de nuestra situación líder en el mercado, ofrecemos el producto y servicio más avanzado en el mercado actual.

Ventajas de los intercambiadores

  • Comparación del espacio necesario:

Efectuando la comparación con un refrigerador tubular de igual capacidad, un intercambiador de placas ocupa solamente 1/3 del espacio y pesa solamente 1/6. Un refrigerador tubular es engorroso de manejo, transporte e instalación. El intercambiador de placas, es una alternativa ventajosa al tubular, que ahorra costos ya antes de comenzar a trabajar.

  • Soporte recíproco:

Cuando el paquete de placas esté apretado, el esfuerzo se transmite de forma regular, lo que facilita que las placas, que son relativamente finas, mantengan su estabilidad bajo presión.

  • La seguridad:

Las juntas APV están diseñadas para ofrecer un doble sellado. Impiden la mezcla de los refrigerantes. Una fuga inducida por una irregularidad del proceso de trabajo (por ejemplo una sobrepresión), inunda el espacio formado por el doble sello. Los canales de desagüe dirigen la fuga hacia afuera, haciendo visible de esta forma en el paquete de placas el origen de la fuga.

  • La junta exclusiva Paraclip:     
Las juntas Paraclip de fácil colocación y ajuste sin cola, ofrecen la resistencia y seguridad de las juntas convencionales para casi todas las aplicaciones. Pueden resistir presiones de hasta 25 bar. Su característica de cierre en clip consigue una adaptación exacta en el alojamiento de la junta. No es necesario ningún elemento especial para la inserción o el reemplazamiento de las juntas. Se suministran en Nitrilo y EPDM.

 

  • Regulación de la transmisión y la caída de presión:

Las placas APV están disponibles en dos tipos de perfil, para flujo térmico corto (vertical) y para flujo térmico largo (horizontal). La placa de flujo térmico largo produce alta turbulencia y consecuentemente, mayor transmisión de calor que una de flujo corto. En contrapartida las placas de flujo corto ofrecen baja pérdida de carga. Combinando los dos diseños, se consigue una óptima eficiencia en la transmisión de calor, con una razonable caída de presión.

  • La flexibilidad ofrece oportunidades creativas para los ingenieros de diseño:

Variando los diseños de flujo y aumentando el número de canales, son factibles una cantidad enorme de configuraciones. Desde diseños con dos fluidos en contracorriente, hasta diseños con tres o más líquidos en flujo asimétrico. El objeto de cualquier diseño, debe ser naturalmente el ejecutar el balance óptimo de la transmisión térmica y pérdida de carga para cualquier situación necesaria. La facilidad de cambio de configuración de las placas, convierte a los intercambiadores de placas, en sumamente adaptables a los cambios en los requerimientos del proceso.